• Monitoreo profesional constate de pacientes internados.
  • Amplios caniles.
  • Cuidados intensivos e intermedios
  • Tecnología e instalaciones diseñadas para el mayor confort en la estadía y recuperación del paciente.
  • Horarios de visita organizados para la contención del paciente y su familia.